Con el aula del Centro del Agua abarrotada en las dos ponencias del sábado, y sin plazas desde hace días para asistir a la visita teatralizada a las Tablas, ni a la cena tematizada en el restaurante Las Brujas, esta novedosa iniciativa “no podía empezar mejor”. Así lo aseguraba Jesús Pozuelo, presidente de la asociación turística Tablas de Daimiel, que organizaba el evento.

Sobre la cita estrella, la visita teatralizada nocturna al Parque Nacional a cargo de producciones 0’99, Pozuelo aseguraba que se desarrolló “con toda normalidad y con un respeto absoluto a la naturaleza”. Además, avanzaba que ante las peticiones que rebasaron el cupo marcado de 80 plazas, desde la organización se plantean lanzarla de nuevo en un futuro.

En cuanto al perfil de los participantes en las actividades, el presidente de la asociación informaba que “alrededor de un 70%” eran de fuera de la localidad, y que durante esta semana se les remitirá unos formularios vía mail, donde podrán plasmar sus impresiones. En cualquier caso, según comentaba Pozuelo la mayoría ya le expresó personalmente su satisfacción durante la visita guiada del domingo a Las Tablas”.

Valoración positiva que también compartía el público de las ponencias del sábado por la mañana, una sobre el uso medicinal de la vegetación de la ribera del Guadiana a cargo del etnobotánico Alonso Verde y otra, la que más expectación creó, sobre la tradición de las brujas en Daimiel, a cargo del periodista e investigador Javier Pérez Campos, redactor de los programas Milenio 3 y de Cuarto Milenio.

A todas estas actividades hay que unir la degustación durante el fin de semana de las tapas especiales elaboradas por la Pinchoteca Cano’s, el bar Lepanto, la pizzería Don Castello, y los restaurantes Casa Julián y Las Brujas, cuya demanda durante el sábado, hizo complicado probarlos el domingo.

Un fin de semana cargado de turismo y gastronomía al que no faltaba el alcalde Leopoldo Sierra, quién, al término de la charla sobre las brujas en Daimiel, expresaba su apoyo a la iniciativa incidiendo en el trabajo de la organización y en la repercusión positiva en que proporciona al sector turístico y hostelero de la localidad. “Es muy importante que vean Las Tablas, el municipio y que, además, coman y pernocten aquí, entre todos tenemos que conseguir que el turismo sea un motor económico”, concluía.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0