logotipo Quijote

Gigantes, logotipo de Ana María Escribano

Ayer, 8 de enero, se presentó oficialmente el logotipo del IV Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote. Gigantes, como se denomina el logo, es obra de Ana María Escribano, y ha sido seleccionado mediante un concurso. El jurado, entre cuyos miembros se contaban reconocidos diseñadores, ha tenido que elegir entre las sesenta y nueve propuestas de estudiantes de Bellas Artes y de Diseño de Castilla-La Mancha, ya que lo que se buscaba con el concurso era hacer visibles a los jóvenes talentos de la región.

Ana María Escribano, estudiante de la Escuela de Artes de Talavera de la Reina, se ha decantado por una representación sencilla y esquemática que interpreta el episodio de los molnos de viento, seguramente el más conocido de la obra, pero que también sugiere las formas de un campo manchego.

El propio Gobierno de Castilla-La Mancha va a actualizar su imagen corporativa en torno a este logotipo para celebrar este centenario y el del próximo año, el 2016, en el que se cumplirán 400 años de la muerte de Cervantes.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo