Campo de Montiel

tierras-rarasMás de 3000 personas y 400 tractores llenaron las calles de Torrenueva en la manifestación de éste fin de semana contra la minería de tierras raras que se pretende desarrollar en el Campo de Montiel, en la provincia de Ciudad Real, pero…

¿Qué son las tierras raras y por qué las necesitamos?

Las tierras raras son, en realidad, 17 elementos metálicos que, pese a lo que puede parecer por el nombre, están muy presentes en nuestro día a día. De hecho, es muy posible que estés usando alguno de esos metales en éste momento, ya que son elementos clave para dispositivos de uso diario como los teléfonos móviles, las tabletas, ordenadores y televisiones.

Mineral de tierras raras

Mineral de tierras raras; fotografía de la wikipedia

Entonces, ¿por qué son llamadas “tierras raras”?

“Tierras” es una denominación antigua para los óxidos, y el nombre completo hace referencia a la dificultad de obtener estos elementos. Muy rara vez se encuentran en la naturaleza en forma pura, sino que aparecen mezclados con otros minerales bajo tierra. Y esto es costoso de extraer económica, social y ambientalmente.

La minería de las tierras raras afecta al suelo de donde se extraen, y resulta que la mayoría de los países descuidan el estado de su suelo. China es un buen ejemplo. Allí se extraen estos metales desde 1990 y hoy alega razones ambientales para reducir su exportación en más de un 20%. Esto ha provocado la sobredemanda y ha dirigido la presión hacia otros países para su extracción.

La creciente demanda de estos metales se debe los avances de la era digital. De hecho, casi cualquier nueva tecnología se basa en ellos. Por ejemplo, los condensadores de nuestros teléfonos móviles, que se encargan, entre otras cosas, de almacenar energía, están hechos de tantalio, un metal inerte, ligero, pero muy resistente a la corrosión y buen conductor de la electricidad y del calor. Este metal es básico para lograr componentes compactos para dispositivos cada vez más pequeños.

También podemos mencionar los imanes actuales, livianos y de alta resistencia magnética, que han hecho posible miniaturizar una amplia gama de componentes para electrodomésticos, equipos de audio y vídeo, ordenadores, o DVD, que probablemente no existirían sin ellos. Estos imanes son fabricados a partir de aleaciones de neodimio y también pueden contener praseodimio, samario, gadolinio o disprosio, todos descritos como tierras raras.

Otros ejemplos son el erbio, que se usa en la fibra óptica, o el europio, que nos da los colores vivos en nuestro televisor de pantalla plana. No cabe duda de que, hoy en día, nuestra tecnología y modo de vida dependen de éstos metales.

¿Qué consecuencias tiene su extracción?

El hecho de que un país como China, que proporciona del 95% al 97% de las tierras raras a nivel mundial, haya bajado un 20% su exportación alegando causas ambientales debe poner al resto de países sobre aviso. Hoy sabemos que en China han tenido que reubicar poblaciones enteras por la contaminación del suelo, el agua y el aire. Sigue leyendo

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr