Daimiel

Se ha presentado oficialmente el I Fin de semana “Daimiel, pueblo de brujas”, que organiza la Asociación Turística Tablas de Daimiel (en el que he participado como asesor). Va a haber conferencias, una visita teatralizada a las Tablas al anochecer (en medio de una de las islas pantanosas), cena tematizada, queimada…

PROGRAMA:

En Senderos Ocultos se puede conseguir una camiseta tematizada para la ocasión con una ilustración del pintor daimieleño Juan Gallego.

 ABC.ES

La acción continúa el trabajo iniciado por Medio Ambiente en 2001, con su política de adquisición de parcelas agrícolas de regadío para reducir las extracciones de agua en el entorno del espacio natural.
Un programa de reforestación recuperará la vegetación de bosque mediterráneo que tradicionalmente ha rodeado al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real).

El proyecto pretende incrementar la biodiversidad del espacio natural, enclavado en plena Reserva de la Biosfera de La Mancha Húmeda, plantando hasta 30.000 ejemplares de especies forestales en antiguas parcelas agrícolas.
La iniciativa, puesta en marcha por Coca Colay WWF, cuenta con la colaboración del Organismo Autónomo Parques Nacionales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, pretende minimizar la afección negativa que para el ecosistema acuático del espacio protegido tiene la agricultura de regadío intensivo en el territorio.
Coca Cola y WWF se ha propuesto reforestar en tres años un total de 45 hectáreas de terreno pertenecientes al parque nacional y que forman parte de las últimas adquisiciones de fincas realizadas en los últimos años.
La acción continúa el trabajo que el OAPN se marcó como línea de trabajo prioritaria en 2001, cuando comenzó su política de adquisición de predios agrícolas de regadío en la zona de protección de Las Tablas de Daimiel con objeto de reducir las extracciones de agua en su entorno.
Desde el año 2001, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha adquirido 1.904 hectáreas de terreno en el entorno inmediato del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, donde ha logrado rescatar algo más de 4,4 hectómetros cúbicos de agua con una inversión aproximada de 28,5 millones de euros.
Hasta ahora, se ha reforestado una superficie cercana a las 500 hectáreas, lo que ha supuesto la plantación de cerca de 300.000 ejemplares de especies forestales como el Quercus ilex, Quercus coccifera, Rosmarinus oficinales, Rtama sphaerocarpa, Rhamnus lyciodes, Pistacia terebinthus y Phillirea angustifolia.

Daimiel Noticias

Hoy, 2 de febrero, se celebra el Día Internacional de los Humedales. Las Tablas de Daimiel han querido sumarse a la celebración de la mejor manera posible. El encharcamiento del Parque Nacional, según datos facilitados por el propio Parque, alcanza mas de 1.200 hectáreas de las 1.700 que posee el humedal. Es un dato muy significativo teniendo en cuenta la escasez de lluvias que se lleva a lo largo del presente año hidrológico.

La presa de Puente Navarro es la salida natural del agua de Las Tablas de Daimiel. Desde última hora de la tarde del miércoles día 1 el agua rebosa las compuertas (de dos metros y medio de altura) y sigue su curso a lo largo del Guadiana. Este hecho es sumamente trascendente si se tiene en cuenta que el agua que encharca actualmente el Parque proviene casi en su totalidad del aporte natural del Guadiana, vía su afluente Azuer. Un hecho considerado histórico, tanto por el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Daimiel, Gregorio Díaz del Campo, como por la propia dirección del Parque Nacional, ya que no se daba esta situación desde los años 70.

Según datos aportados por el propio Parque Nacional, el Guadiana-Azuer está aportando a Las Tablas cerca de 270 litros por segundo, mientras que el Gigüela, únicamente 80 litros por segundo. Así, desde el Parque Nacional, se explica que, al margen de la diferencia de caudal entre el Guadiana y el Gigüela, las hectáreas encharcadas son las máximas posibles dada la diferencia de cota de nivel existente entre la entrada de agua por el Guadiana y la del Gigüela. De ahí que no todo el Parque Nacional esté inundado.

El Guadiana no aportaba agua a Las Tablas desde los años 70

El momento histórico que viven Las Tablas de Daimiel se ve refrendado en el molino de Molemocho, la entrada natural del Guadiana a Las Tablas de Daimiel. En ese punto, y al contrario de lo que venía sucediendo, las aguas ya no “salen” de Las Tablas para remontar río arriba para llegar al molino de Griñón, en lo que se ha venido en llamar “Guadiana remontante”, sino que el caudal del Guadiana, con aguas del Azuer, sigue su camino natural. Algo, que se insiste desde el Parque y corrobora el concejal de Medio Ambiente, no sucedía desde los años 70.

Por esta razón el agua del Guadiana cruza sin problemas, con fuerza y brío, las compuertas del molino de Molemocho. La dirección del Parque Nacional ha decidido abrir cuatro de las cinco compuertas del molino con el fin, apunta Díaz del Campo “de contribuir a la regeneración y purificación de las aguas de Las Tablas”.

A pesar de todo, Díaz del Campo reconoce que la situación “boyante” que se vive en la actualidad no deja de ser “coyuntural, porque en La Mancha sabemos que podemos tener ciclos secos como el actual”. De esa forma aboga en no bajar la guardia y mantener los recursos hídricos actuales en beneficio tanto de la agricultura como del medio ambiente.

En ese sentido ha valorado muy positivamente las declaraciones del Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, de recuperación del Plan Hidrológico Nacional, “algo que siempre hemos defendido desde el Partido Popular”, afirmó.

Santos Cirujano, científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y uno de los mayores investigadores de las Tablas de Daimiel, ha dado la voz de alarma: la entrada de residuos de aguas urbanas en el parque nacional está arrasando con parte de la vegetación y flora del parque. En concreto, calcula que se a acabado con el 50% de las praderas de carófitos que se lograron recuperar en el último año. A finales del año pasado, tras unas copiosas lluvias que habían inundado la totalidad del parque, las Tablas llegaron a tener cubiertas de praderas de ovas 450 hectáreas de terreno, muchas de las cuales han quedado ahora destruidas.

La organicación WWF ya ha anunciado de que denunciará ante la UE para que se vele por la conservación de un humedal tan emblemático. Estos vertidos se suman a la presión que sufre el parque debido a los regadíos, en muchos casos ilegales, que proliferan en su entorno. Recordemos que, debido a la sequía, hace solo dos años Las Tablas de Daimiel sufrieron un incendio subterraneo que amenazó su propia supervivencia.

Jesús Nazareno – Daimiel

El estudio artístico daimieleño Interarte ha puesto a la venta una serie de reproducciones de alta calidad (fine art) de una acuarela elaborada por el pintor local Juan Gallego. La obra representa a Jesús Nazareno, el titular de la cofradía de los «moraos», la más grande de Daimiel. Este cuadro hace pareja con otro anterior de la Virgen de las Cruces, la patrona de la localidad. Las obras se pueden adquirir a muy buen precio en la Floristería y Decoraciones Ortega, en Daimiel, donde están colgados un par de muestras muy bien enmarcadas. Las reproducciones se realizan por encargo

Virgen de las Cruces, patrona de Daimiel

Esta es la primera de una serie de acuarelas de carácter religioso que se ha propuesto realizar el pintor daimieleño Juan Gallego. Las acuarelas van a estar inspiradas en las imágenes titulares de distintas cofradías y en las patronas de diversas localidades, todas, en principio, dentro del ámbito de la Mancha. Más adelante existirá la posibilidad de encargar reproducciones artísticas de las obras a tamaño natural y sobre papeles de bellas artes.

La segunda obra proyectada, que según parece está ya prácticamente finalizada, representa a Nuestro Padre Jesús Nazareno, titular de la codradía del mismo nombre, también de Daimiel.

Las reproducciones se pueden solicitar al propio artista a través de su correo electrónico: interartecb@gmail.com

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr