Daimiel

Solo un milagro podía salvar las Tablas de Daimiel del incendio subterráneo que las consumían y, al final, ha sido la propia naturaleza la que ha obrado ese milagro y nos ha dejado en evidencia. Es algo increíble; en poco más de un mes, las intensas lluvias que han caído en la región han conseguido que las hectáreas inundadas hayan pasado de 20 a más de 1700. El Acuífero 23 se ha comenzado a llenar y ríos que llevaban más de una década secos han vuelto a correr, como el Pellejero o el Azuer (que hace poco hasta han recorrido en piragua). Ahora da gusto acercarse al Gigüela, a su paso por Villarrubia, o al Guadiana, por el molino de Molimocho, donde ya casi desborda, o cerca del molino de La Máquina, donde recibe el agua embravecida del Azuer.
Esperemos que las diversas autoridades hayan tomado nota y que todos sepamos estar ahora a la altura y podamos evitar una nueva degradación de este entorno singular.

Laura Espinar para www.lanzadigital.com

El Secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, ha asistido este lunes a la puesta en prueba de las obras, cuyos plazos previstos se han cumplido, acompañado por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Eduardo Alvarado, y del director General de Medio Natural y Política Forestal, José Jiménez, según informó el MARM en nota de prensa.

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel se encontraba en una situación de emergencia como consecuencia del fuego de turba que se estaba produciendo desde agosto, en el contexto de una situación de sequía de cuatro años. La solución a los fuegos se encontraba en el encharcamiento e inundación de las mismas para asegurar su extinción, propiciando además la recuperación de sus ecosistemas más amenazados, los masegares y las comunidades de plantas sumergidas, favoreciendo asimismo una buena temporada para la nidificación de aves.

El Consejo de Ministros aprobó la realización de dos obras de emergencia que se unían a las actuaciones llevadas a cabo el Organismo Autónomo Parques Nacionales mediante la compactación y humectación de las zonas afectadas. Una de las obras es la realización de nuevos sondeos para bombear agua desde el acuífero.

La segunda es la actuación para la utilización temporal, excepcional y con carácter de emergencia de la Tubería Manchega. Esta medida consiste en utilizar el cauce del Gigüela en los primeros 60 kilómetros, para desde Villanueva de Alcardete conectarlo a la Tubería de la Llanura Manchega durante 90 kilómetros y hacer llegar el agua al Parque Nacional realizando el vertido en la Cañada Lobosa.

Con esta medida se pretende aportar agua con rapidez y eficacia haciéndolo a primeros de año, tal como manifestó el Secretario de Estado de Medio Rural y Agua en las reuniones con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda. La recuperación de las Tablas se enmarca, en todo caso en el conjunto de las actuaciones que buscan la recuperación de las condiciones hidrológicas del Alto Guadiana, tanto en los humedales y cauces, como en las aguas subterráneas.

El agua que ha iniciado hoy su camino por la Tubería Manchega y podría llegar al Parque Nacional en unos cinco o seis días. En estos momentos el volumen de agua existente en los embalses de Entrepeñas y Buendía ha crecido de forma considerable por lo que de un modo inmediato se saldrá de la situación de emergencia, ya que se pueden superar los 466 hectómetros cúbicos.

De otro lado, según informó el Ayuntamiento de Daimiel en nota de prensa, las lluvias caídas en los últimos días han propiciado que el Guadiana haya superado el molino de El Nuevo para llegar a Molemocho –entrada a Las Tablas– para lo que quedarían cuatro kilómetros. Por su parte, las precipitaciones han propiciado también que el río Cigüela haya dejado atrás Arenas de San Juan, a la espera de los aportes de la zona de Cuenca y del desembalse de Peñarroya.

Además, el arroyo de la Madre Chica, que discurre paralelo al Cigüela camino del humedal, también lleva agua. Igualmente, el Ayuntamiento espera que en próximos días el volumen hídrico del afluente del Guadiana sea mayor una vez se recojan las aguas procedentes de la zona de la provincia Cuenca y de la que desaloja el embalse de Peñarroya a través del Záncara.

Donde ya hay movimiento de agua es en el arroyo de la Madre Chica a la altura de Villarrubia de los Ojos. El Consistorio indicó que el arroyo discurre en paralelo al Cigüela dirección al parque nacional. Por todo ello, esperó que en los próximos días Las Tablas podrían recobrar su circuito natural a la espera del trasvase.

Rafael Méndez EL PAÍS12/10/2009

El director del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel avisa. “Pise con cuidado, detrás de mí y mirando al suelo. Esto puede hundirse en cualquier momento”. Carlos Ruiz palpa con la punta de la bota antes de apoyar el pie. A veces el suelo se desprende. “A principios de año esta grieta del suelo medía unos centímetros”, explica apuntando a un hueco en el que cabe una persona.

Los libros de texto dicen que Ruiz camina sobre una laguna. Sin embargo, el suelo es polvoriento y por todas partes se abren enormes grietas. Donde la vegetación cubre el terreno es mejor no adentrarse porque es fácil hundirse. “Todos los guardas se han caído alguna vez y hasta algún coche se ha quedado atrapado. Parece el resultado de un terremoto y va mucho más rápido de lo que podíamos prever”.

Que el suelo esté agrietado en las Tablas es el antepenúltimo síntoma de que todo lo que puede ir mal va peor. El antepenúltimo, porque las grietas han desencadenado algo más grave, como explica Luis Moreno, hidrogeólogo del Instituto Geológico y Minero de España (IGME). Durante miles de años, bajo el agua de las Tablas se ha acumulado materia orgánica, principalmente de origen vegetal. En esas condiciones, sin oxígeno y empapada en agua, se forma la turba, una especie de carbón vegetal.

Cuando el suelo se seca, la turba pierde agua, se encoge y agrieta el terreno. El aire comienza a circular por los huecos. Y la turba, formada en ausencia de oxígeno, comienza a oxidarse y se calienta. Cuando supera cierta temperatura entra en autocombustión, arde sola bajo el suelo. La autocombustión no es más que la oxidación a toda velocidad.

La trágica sucesión comenzó en las Tablas de Daimiel en 2005, cuando se secaron las lagunas. No era la primera vez que se agostaban, ya que las decenas de miles de pozos, legales e ilegales, que han proliferado en la zona en 40 años han esquilmado el inmenso acuífero que rebosaba en las Tablas y en los ojos del Guadiana. La sequía en la cabecera del Tajo hizo que el Gobierno limitara los trasvases -de los que realmente vivía el humedal- hasta el parque nacional. La prioridad era el abastecimiento y el regadío en Murcia y Alicante.

El 26 de agosto pasado, Ruiz recibió la llamada que temía desde que en 2007 el IGME alertó de que de seguir las lagunas sin agua la turba entraría en combustión. Ese día un guarda le avisó de que de un agujero en el suelo cerca de la isla de las Cañas salía humo. Ruiz cree probable que el fuego llevara ya tiempo: “Agosto fue anormalmente cálido y ése fue el primer día en que por la noche bajó la temperatura. Por eso lo vimos ese día”. El humo que sale es débil, disperso. Apenas se ve. Sólo cuando hace frío, por contraste con la temperatura exterior, se aprecian las fumarolas salir de las oquedades del terreno.

En julio, otro incendio en superficie en la zona de protección del parque (la que se encuentra antes del espacio natural) se propagó a través de la turba y en septiembre reapareció de nuevo en otro punto.

“Hemos secado las Tablas y ahora vemos las consecuencias. La turba está seca y es un buen combustible”, resume Moreno. Imaginar arder el subsuelo no es sencillo. “El fuego es como el de un puro. Lento y sin llama”, añade. El director del parque tiene otro símil: “Arde como el brasero de tu abuela”. Dionisio, el primer trabajador que con una pala mecánica intentaba sofocar el incendio, se bajaba a tierra de vez en cuando sin dar crédito a lo que veía. “No podía creer que la tierra ardiera”, recuerda Ruiz. “Nunca había ocurrido en el parque”, añade. Dicen que en 1986 un fuego de superficie pasó a la turba, “pero no fue autocombustión”.

Al principio, el personal del parque no sabía cómo atacar el fuego. Tras varios intentos baldíos descubrieron que la única forma era ir aplastando el terreno con palas mecánicas, para impedir que el aire oxigenase la turba. Luego lanzaron unas tuberías de dos sondeos de fincas compradas junto al parque. Las bombas lanzan agua continuamente sobre el terreno, pero hace falta un caudal ingente para conseguir frenar el fuego subterráneo.

Rosa Mediavilla, que dirige el proyecto del IGME que desde hace años estudia el subsuelo de las Tablas, recuerda cómo desde el parque les llamaban desesperados. “Nos decían que cuando veían que en una zona se había apagado, surgía más humo a 200 metros. El riesgo es que la zona afectada por las grietas es muy grande”. Aunque no todo el parque tiene turba en el subsuelo, sí hay enormes acumulaciones bajo el antiguo cauce del Guadiana.

El todoterreno que conduce Ruiz da un giro enorme siguiendo los restos del fuego subterráneo. El giro coincide con el meandro que hacía el río. Los técnicos del parque han calculado que han ardido unas cinco hectáreas, pero en realidad nadie sabe cuánto ha sido. En esa zona hay unas 150 hectáreas cuarteadas, susceptibles de arder. Aunque el 5 de septiembre dieron el fuego por acotado -“no por controlado”-, el miércoles pasado Ruiz volvió a detectar una fumarola. Apagar un incendio de turba es extremadamente complicado. Un día sin fumarolas no significa nada. El director del parque zanja: “No tengo la menor duda de que el fuego subterráneo sigue”.

El humedal, una de las 14 joyas de la naturaleza española que están catalogadas como parque nacional, se prepara para nuevos focos. Los técnicos han creado un sistema de tuberías para poder empapar el suelo en las zonas susceptibles de arder. “Preparar este dispositivo para mí es muy desagradable. Me gustaría que el parque tuviera 1.000 hectáreas encharcadas, pero es lo que hay”, reflexiona el director del espacio.

En sólo dos puntos hay agua gracias a bombeos subterráneos. Así los turistas pueden ver un resto de laguna. Sólo hay cinco hectáreas inundadas, de las 1.600 encharcables del paraje.

Con todo, lo peor no es el incendio. Es lo que pasa en las Tablas: cuando parece que han tocado fondo surge un problema nuevo. Cuando se quedaron secas en 2005 nadie pensó que cuatro años después eso sería lo de menos. Lo peor, lo verdaderamente grave, es que al quemarse la turba el suelo pierde sus propiedades. Lo que era un lugar llano pasa a ser como un “paisaje lunar”, como lo define Moreno, un lugar con altibajos, con zonas hundidas. Y bajo tierra pierde la capa que durante 300.000 años ayudó a retener el agua.

Así que cuando el agua vuelva -si vuelve- nadie garantiza que se vaya a quedar allí como hasta ahora. Es posible que se filtre directamente al acuífero, que las Tablas, como las conocemos, sólo existan en el recuerdo. “O actuamos ya o cuando el Cigüela [uno de los ríos que abastecía Daimiel y por los que va el agua trasvasada] lleve agua puede que ésta no se quede y vaya directamente al acuífero”, se desespera Mediavilla.

Ruiz también es consciente de la gravedad de la situación: “Me preocupa que sea irreversible al menos en una escala temporal humana”. Moreno es más pesimista. O quizá más realista: “El proceso es casi irreversible. El daño está hecho y no es recuperable. Llegamos tarde. Cuando el invierno pasado decidían si iba a haber un trasvase o no en realidad decidían si iba a arder la turba o no”.

Después de dos años sin aportaciones externas de agua, el parque pidió a principios de año un trasvase. El Gobierno esperó a que mejorara la situación en los embalses del Tajo para que el consumo humano en Levante estuviera garantizado. Al final, el 23 de abril aprobó el envío de 20 hectómetros cúbicos de agua (cada hectómetro equivale a un volumen como el del estadio Santiago Bernabéu). El trasvase se demoró y cuando en mayo salió el agua era demasiado tarde. El Cigüela está tan seco que chupa casi toda el agua. Como explica Moreno, “es como mandar el agua a través de una esponja”. Además, con el calor de la época la evaporación es mayor. Sólo llegaron al parque 0,75 hectómetros, el 3,75% de lo trasvasado. Insuficiente. Mediavilla señala que “la única solución es inundar las Tablas de nuevo. Pero hacerlo ya. Lo que estamos viendo es alarmante”. La científica del IGME ve con preocupación cómo el humedal emite en forma de CO2 el carbono almacenado durante miles de años: “Un humedal regula el ciclo del carbono. Cuando está vivo retiene CO2, actúa como sumidero. Ahora ha pasado a ser un emisor y en dos años no sé lo que puede pasar”.

Moreno asegura que no se puede confiar en las lluvias: “La naturaleza no va a frenar el proceso, por mucho que llueva”. Ni un otoño extremadamente húmedo paliaría el déficit del acuífero de La Mancha, cifrado en más de 3.000 hectómetros cúbicos. En la zona de las Tablas el agua se encuentra ya a 26 metros de profundidad, cuando hace 25 años rebosaba allí. Sólo un trasvase, desde el Tajo o desde los embalses de Gasset o Torre de Abraham, en la cuenca del Guadiana, aliviaría el parque. Moreno ironiza: “Yo soy un médico que atendía a un enfermo crónico y grave. Ahora vemos que en los últimos meses ha empeorado, está en la UVI. Y si no le inyectamos suero rápidamente en forma de trasvase se muere”.

Los ecosistemas no responden siempre de manera lineal. A veces llegan a puntos de no retorno, en el que un cambio abrupto los hace irrecuperables. El director del parque apunta a que éste puede ser el caso: “Siempre pensamos que las Tablas era un sistema muy resistente y versátil. Las hemos visto secas en los ochenta y los noventa y cuando volvía el agua se recuperaban. Pero esta vez puede ser distinto”. En las Tablas, lo peor siempre está por llegar.

www.daimiel.org
El pregón de Ramón Infante abrirá este sábado la 54 edición de las fiestas patronales de la Asociación de Daimieleños residentes en Madrid. El acto tendrá lugar en la Casa de Castilla La Mancha en la capital a partir de las 10,30 horas. Los actos continuarán con el triduo en honor a la Virgen de las Cruces los días 27, 28 y 29 de mayo. El sábado 30 de mayo será la Santa Misa Sabatina concelebrada en la Catedral de la Almudena. En la misma actuará la Coral Municipal “Molto Vivace” de Daimiel. Al finalizar se llevará a cabo la tradicional ofrenda de flores a la patrona en la Capilla el Baptisterio. El domingo 31 de mayo se celebrará la Fiesta Mayor. La jornada comenzará a las 12’00 en la Iglesia de San Francisco de Sales con la imposición de medallas de honor a los galardonados. Tras el almuerzo de hermandad serán entregados los títulos de hermanos de honor 2009. Será reconocido Maximino Garzas como hermano mayor 2009. Por su parte se distinguirá como socios de honor al artista daimieleño Carlos Redondo al cumplirse el 40 aniversario de la grabación y edición del Himno “Somos de Daimiel” que él mismo escribió y al que puso voz y música. También se entregarán las medallas a la Madres Mínimas de Daimiel y al subdirector de ABC José Manuel Santiago por su colaboración con la Hermandad. También se concederá la medalla de oro a Julián Sánchez Camacho por su colaboración con la hermandad. El presidente de la Asociación de daimieleños residentes en Madrid recordaba que “estos actos quieren mantener la ilusión con la que se creó esta asociación hace cincuenta y cuatro años”. A este respecto indicaba que “la Virgen de las Cruces es nuestro nexo de unión, gracias al cual mantenemos nuestra actividad”.

Lunes, 30 de marzo de 2009

www.daimiel.org.- Este lunes, a partir de las seis de la tarde, la sala de comisiones de la casa consistorial acogerá la primera cita a cuatro bandas para abordar el futuro Pacto Político Municipal impulsado por el Movimiento por Las Tablas y el Guadiana (MXTG). En los últimos meses el colectivo ciudadano ha venido manteniendo al menos dos reuniones con cada uno de los partidos con representación en el Ayuntamiento de Daimiel. También MXTG les hizo llegar a los responsables políticos el borrador que ha de servir como documento base para el establecimiento de medidas. El objetivo fundamental para la plataforma es implicar a los partidos para que, unidos, encaucen la opinión pública hacia la necesidad de luchar contra la problemática del agua.

Este lunes, por primera vez, PSOE, Partido Popular e Izquierda Unida se sentará en la mesa junto a MXTG para contrastar opiniones y sentar las bases para compromisos venideros. La reunión irá más allá del borrador inicial ya que se han incorporado las propuestas elevadas por las formaciones municipales. Desde Movimiento por Las Tablas se aclara que dicho colectivo actúa como mediador en este proceso que debiere concluir en el Pacto Político, recordando que ellos aportan las herramientas de trabajo que, a su entender, contribuyen desde lo local a la solución de la escasez del agua en nuestra zona. La aspiración de MXTG es que esta primera toma de contacto propicie la creación de una mesa de trabajo cuyo cometido sea elaborar un texto respaldado por los tres partidos políticos representados.

Borrador

Un primer bloque insiste en el trabajo político común destacando medidas concretas como que el Ayuntamiento de Daimiel transmita las propuestas consensuadas por los partidos así como la creación de un órgano permanente de participación política que vigile los acuerdos firmados por este pacto. En el segundo bloque, que trata la divulgación y sensibilización, se plantean medidas como espacios permanentes para el debate de la problemática del agua, la educación ambiental y jornadas de formación para concejales. El tercer bloque apuesta por el desarrollo sostenible a través de un Plan de Acción Local por el desarrollo sostenible.

El Borrador está basado en normativas como la Directiva Marco del Agua, el artículo 45 de la Constitución, la Ley de Aguas o la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

El propósito del colectivo es que el documento permanezca abierto a otras ideas apuntadas por los ciudadanos. Para participar en la definición del Pacto ponen a disposición el correo electrónico movimientoporlastablas@gmail.com.

Fuente: http://www.daimiel.org/noticia.asp?id=10645

Martes, 31 de marzo de 2009

www.daimiel.org.- Este lunes se reunían en la casa consistorial miembros de Movimiento por las Tablas y el Guadiana (MXTG) y representantes de los tres partidos políticos de la corporación municipal. El cónclave se iniciaba pasadas las seis de la tarde después de atenderse previamente a los medios de comunicación citados en el ayuntamiento, entre ellos Castilla La Mancha Televisión, CRN o Surco TV La Mancha. Acto seguido se encerraban en la sala de comisiones para charlar durante más de hora y media. Se trataba del primer encuentro múltiple para sentar las bases del futuro Pacto Político Municipal propuesto hace cuatro meses por Movimiento por Las Tablas.Por parte del Partido Popular asistieron Leopoldo Sierra y María Dolores Martín de Almagro; Izquierda Unida estuvo representada por Galo Sánchez Bermejo y Víctor Núñez de Arenas, mientras que la voz del equipo de Gobierno Socialista la puso el alcalde José Díaz del Campo.

De lo suscitado en las conversaciones y acuerdos más concretos se dará información en una rueda de prensa conjunta aún sin fecha. No obstante, MXTG ha hecho llegar al gabinete de prensa municipal una primera valoración del encuentro de ayer. El colectivo ciudadano, impulsor de esta iniciativa contra el problema del agua, valora positivamente el resultado de la reunión al haberse comprometido los partidos a crear una mesa de trabajo. En ella se buscará, en un máximo de tres meses, un acuerdo entre los representantes políticos para un Pacto Político Municipal. Para acercar posturas sobre este futuro pacto se tomará como base el borrador propuesto en su día por MXTG que fijaba una serie de objetivos mínimos.

Paralelamente a la mesa de trabajo, MXTG actuará como nexo entre las formaciones políticas para que se pongan en común las propuestas elaboradas independientemente por cada una de las formaciones y complementarias al borrador del colectivo ciudadano. En este sentido, los representantes municipales acordaron el compromiso de seguir analizando qué objetivos se quieren plasmar en al futuro pacto. Algunas de las propuestas ya valoradas en la reunión de ayer es acometer medidas de presión y actuaciones desde el Ayuntamiento que busquen el objetivo de recuperar el sobreexplotado Acuífero 23.

MXTG cree que se abren “interesantes expectativas” después de la primera reunión para que “podamos hablar de un futuro Pacto en un corto plazo”. Si bien considera que lo suscrito debiere ser “eficaz y lo suficientemente ambicioso para ver culminado nuestro objetivo que no es otro que los partidos políticos daimieleños entablen un diálogo enriquecedor y efectivo que se plasme en medidas concretas y de acción”. La meta, que desde lo local se contribuya a solucionar la sobreexplotación del y la pérdida de ríos y humedales.

Fuente: http://www.daimiel.org/noticia.asp?id=10648

Aunque algo resentida debido a la crisis, arranca de nuevo la feria de turismo FITUR, referente mundial para los profesionales del sector. Menos espacio, menos empresas (un 10% menos) pero todavía con una oferta lo suficientemente amplia como para que sea imposible disfrutar (o degustar, en el sentido más amplio y también en el más literal) de todas sus esencias en un solo día.

La feria se celebra entre el 28 de enero y el 1 de febrero en el IFEMA, como es habitual, y ocupa también doce pabellones del recinto ferial. Los primeros días están dirigidos a las autoridades y profesionales del sector y el fin de semana se abrirán las puertas al público en general. En total, el salón contará con la presencia de poco más de 11000 compañías, procedentes de 170 países con 700 expositores directos, donde más del 50% de la oferta será internacional, y todas las comunidades autónomas estarán presentes.

El stand de la Comunidad de Castilla-La Mancha está situado en el pabellón 7 y tiene este año una extensión de unos 2800 metros cuadrados. Está concebido como un stand abierto con un predominio del color blanco y grandes imágenes de paisajes de Castilla-La Mancha. Detalles en el suelo y en a iluminación dan la nota de color de la marca turística. Destaca una gran pantalla de 60 metros de largo por dos de ancho que exhibe los principales recursos turísticos de la región.
Cada una de las cinco provincias tiene habilitado un espacio propio de cerc
a de 300 metros cuadrados y, como es habitual en las últimas ediciones, cada uno de los cinco días de la feria estará dedicado a cada una de ella: primero Albacete, luego Toledo, Ciudad Real, Guadalajara y por último Cuenca. En el espacio están representados los 919 municipios de nuestra región, agrupados en mancomunidades, comarcas o en el espacio de la diputación correspondiente. Se estima que habrá cerca de un centenar de presentaciones destinadas a promocionar nuestra región.
Con motivo de la inauguración, la consejera de Cultura y Turismo, Soledad Herrero, ha destacado los rercusos extraordinarios y los establecimientos de gran calidad con los que cuenta Castilla-La Mancha. Disponemos de un importante patrimonio natural, histórico y cultural que hay que promocionar y en en esta edición se va a incidir especialmente en la promoción del turismo r
ural y activo, el de salud, el ennológico, el de congresos, el de naturaleza, además de promocionar la candidatura de Cuenca como Capital Europea de la Cultura en 2016.
Entre las novedades más importantes que se presentan en esta edición está la “Ruta por la Sierra del Segura”, presentada por el cineasta José Luis Cuerda, que rinde tributo al ilustre albaceteño y
engloba a los tres municipios donde se rodó ‘Amanece, que no es poco’, película que acaba de cumplir 20 años.
Otra de las novedades reseñables es la Guía de 25 escapadas para viajar con niños por la Comunidad, una propuesta en la que los más pequeños se convierten en los protagonistas de las escapadas de fin de semana y que tienen como escenario de cuento los parajes, los yacimientos y los pueblos de la región.
Algunos ejemplos de estas escapadas son “El bosque encantado”, donde se visita el Parque Nacional de Cabañeros; “Me pido el Quijote”, para que los pequeños disfruten con la visita a los molinos de Campo de Criptana; “En busca del tesoro”, para conocer las Minas de Almadén y el Museo de la Minería; “¡Al abordaje!”, en las Lagunas de Ruidera; y la propuesta “Entre hadas”, para poder jugar al teatro en el Corral de Comedias de Almagro.
La Mancomunidad Tierra de Caballeros y Tablas de Daimiel, que presenta las “Rutas por el Guadiana y sus afluentes”, con la que pretende difundir los valores etnográficos del Guadiana y dar una visión de conjunto del patrimonio asociado al agua. Consta de siete rutas: Alto Jabalón en Infantes; Alto Jabalón en Valdepeñas; Bajo Jabalón en Almagro; Bajo Jabalón en Ciudad Real; la Historia se encuentra con el río Guadiana; las Tablas y su entorno en Daimiel; y las Tablas y su entorno en Villarubia de los Ojos.
En el campo del ennoturismo, “Caminos del Vino”, la marca que identifica a la Ruta del Vino de La Mancha, ha presentado en FITUR los nuevos productos que pasan a formar parte de su oferta.
También cabría mencionar la presentacion del Carnaval de Herencia, declarado de Interés Turístico Regional, el carnaval manchego con más solera, o la presentación de la histórica y singular Semana Santa de Interés Turístico Regional de la “Tierra de Gigantes” por parte de Campo de Criptana. La localidad de Daimiel, por su parte, aprovecha la feria para presentar su nueva guía turística.
Por último, entre las iniciativas que podrán contemplar quienes se acerquen al stand de Turismo de Castilla-La Mancha será la edición de un Manual de calidad, avalado por Rusticae, que pretende servir como guía a aquellos propietarios que quieran iniciar o continuar sus iniciativas basadas en la excelencia turística, y de un Manual de ventas que permita acceder a la información y los recursos turísticos de la región.

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr