Dulces

¡Felices fiestas! Y para endulzarnos un poco más, ahí van unas recetas de dulces típicos manchegos para estas fechas:

Cortadillos

-Ingredientes: 1 l. de aguardiente; 2 l. de aceite frito; 1/4 de l. de vino; 1 kg. de azúcar; el zumo de dos kg. de naranjas; 3 papelillos de gaseosa de cada color; harina.
-Utensilios: Barreño, batidor, rodillo para cortar.
-Tiempo: 1 hora.
-Preparación:
Se mezclan todos los ingredientes en un barreño. Se bate todo bien y se deja reposar un buen rato.
Se va añadiendo la harina hasta conseguir una masa con la que se pueda trabajar. Se extiende la masa sobre la mesa y se cortan con el rodillo con forma alargada. Se espolvorea azúcar por encima y se mete al horno. Con el horno fuerte, se espera 30 minutos.

Nuégados

-Ingredientes: 2 kg. de nueces; 1/2 kg. de miel; 1 cucharada de azúcar.
-Utensilios: sartén, cuchara de madera, plato o fuente.
-Tiempo: 1 hora
-Preparación:
Se parten las nueces en trocitos pequeños y se tuestan un poquito. Se pone la miel a hervir durante media hora con una cucharada de azúcar. Se le añaden a la miel las nueces previamente tostadas, se remueven un poquito y se echan en un plato. Cuando se enfría se corta en trozos y se come.
-Observaciones:
Antiguamente se hacía con cañamones en lugar de nueces.

Mantecados

-Ingredientes: 1’250 kg. de manteca; 1’250 Kg de harina; 1/2 litro de vino; 2 cucharadas soperas de azúcar; ralladura de limón; zumo de limón.
-Utensilios: Rodillo de madera, moldes de chapa de formas variadas, mantecadossartén, rallador, dornillo de barro, tabla.
-Tiempo: 1 hora de preparación más el tiempo de horneo.
-Preparación:
Se derrite la manteca en una sartén. Se mezcla la manteca con la harina, el azúcar, el vino, las ralladuras y el zumo de limón en un recipiente (habitualmente un dornillo de barro).
Se amasa, espolvoreando de harina hasta que tenga la consistencia de masa que se pueda extender. Se deja reposar durante 15 minutos, y después se extiende sobre una tabla previamente espolvoreada con harina (para que no se pegue).
Se cortan con los moldes y se dejan sobre las latas de los hornos, previamente untadas de aceite.
Se hornean 20 minutos en el horno del pan, al mínimo.
Recién sacados, y aún calientes, se les pone azúcar abundante.

Recetas tomadas del libro Dulces de Daimiel

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo