El Guadiana

Movimiento por Las Tablas y el Guadiana valora de manera muy positiva la charla mantenida con ciudadanos de Villarrubia de los Ojos sobre el trabajo que este colectivo ciudadano viene realizando y, en concreto, sobre el Pacto Político propuesto a los diferentes partidos con representación en el Ayuntamiento de Daimiel.

A la charla, celebrada el sábado dentro de las Jornadas organizadas por ANEA con motivo del Día Mundial de los Humedales, acudieron miembros de la corporación municipal de Villarrubia de los Ojos, tanto del PP como del PSOE, que se mostraron receptivos y muy interesados por la experiencia contada por miembros de MXTG a todos los asistentes.

En la posterior Mesa Redonda, donde se intercambiaron impresiones sobre estos temas, se llegó a la conclusión de que es necesario iniciar un proceso similar al de Daimiel que desemboque en un pacto entre los dos partidos representados en el Ayuntamiento de Villarrubia, con la participación de los ciudadanos y en donde se haga especial hincapié sobre la importancia de mejorar la depuración de aguas residuales de Villarrubia de los Ojos y acometer otras medidas encaminadas a evitar una posible contaminación del Parque Nacional de Las Tablas por la entrada de agua en malas condiciones a través del río Gigüela.

Otra de las conclusiones a las que se llegó fue la necesidad de iniciar proyectos conjuntos entre los ayuntamientos de Villarrubia de los Ojos y de Daimiel que persigan como objetivo recuperar y proteger el Patrimonio Natural y Cultural de sitios tan emblemáticos para ambos pueblos como los Ojos del Guadiana.

Fuente: http://movimientoporlastablasdedaimiel.blogspot.com/

Aunque algo resentida debido a la crisis, arranca de nuevo la feria de turismo FITUR, referente mundial para los profesionales del sector. Menos espacio, menos empresas (un 10% menos) pero todavía con una oferta lo suficientemente amplia como para que sea imposible disfrutar (o degustar, en el sentido más amplio y también en el más literal) de todas sus esencias en un solo día.

La feria se celebra entre el 28 de enero y el 1 de febrero en el IFEMA, como es habitual, y ocupa también doce pabellones del recinto ferial. Los primeros días están dirigidos a las autoridades y profesionales del sector y el fin de semana se abrirán las puertas al público en general. En total, el salón contará con la presencia de poco más de 11000 compañías, procedentes de 170 países con 700 expositores directos, donde más del 50% de la oferta será internacional, y todas las comunidades autónomas estarán presentes.

El stand de la Comunidad de Castilla-La Mancha está situado en el pabellón 7 y tiene este año una extensión de unos 2800 metros cuadrados. Está concebido como un stand abierto con un predominio del color blanco y grandes imágenes de paisajes de Castilla-La Mancha. Detalles en el suelo y en a iluminación dan la nota de color de la marca turística. Destaca una gran pantalla de 60 metros de largo por dos de ancho que exhibe los principales recursos turísticos de la región.
Cada una de las cinco provincias tiene habilitado un espacio propio de cerc
a de 300 metros cuadrados y, como es habitual en las últimas ediciones, cada uno de los cinco días de la feria estará dedicado a cada una de ella: primero Albacete, luego Toledo, Ciudad Real, Guadalajara y por último Cuenca. En el espacio están representados los 919 municipios de nuestra región, agrupados en mancomunidades, comarcas o en el espacio de la diputación correspondiente. Se estima que habrá cerca de un centenar de presentaciones destinadas a promocionar nuestra región.
Con motivo de la inauguración, la consejera de Cultura y Turismo, Soledad Herrero, ha destacado los rercusos extraordinarios y los establecimientos de gran calidad con los que cuenta Castilla-La Mancha. Disponemos de un importante patrimonio natural, histórico y cultural que hay que promocionar y en en esta edición se va a incidir especialmente en la promoción del turismo r
ural y activo, el de salud, el ennológico, el de congresos, el de naturaleza, además de promocionar la candidatura de Cuenca como Capital Europea de la Cultura en 2016.
Entre las novedades más importantes que se presentan en esta edición está la “Ruta por la Sierra del Segura”, presentada por el cineasta José Luis Cuerda, que rinde tributo al ilustre albaceteño y
engloba a los tres municipios donde se rodó ‘Amanece, que no es poco’, película que acaba de cumplir 20 años.
Otra de las novedades reseñables es la Guía de 25 escapadas para viajar con niños por la Comunidad, una propuesta en la que los más pequeños se convierten en los protagonistas de las escapadas de fin de semana y que tienen como escenario de cuento los parajes, los yacimientos y los pueblos de la región.
Algunos ejemplos de estas escapadas son “El bosque encantado”, donde se visita el Parque Nacional de Cabañeros; “Me pido el Quijote”, para que los pequeños disfruten con la visita a los molinos de Campo de Criptana; “En busca del tesoro”, para conocer las Minas de Almadén y el Museo de la Minería; “¡Al abordaje!”, en las Lagunas de Ruidera; y la propuesta “Entre hadas”, para poder jugar al teatro en el Corral de Comedias de Almagro.
La Mancomunidad Tierra de Caballeros y Tablas de Daimiel, que presenta las “Rutas por el Guadiana y sus afluentes”, con la que pretende difundir los valores etnográficos del Guadiana y dar una visión de conjunto del patrimonio asociado al agua. Consta de siete rutas: Alto Jabalón en Infantes; Alto Jabalón en Valdepeñas; Bajo Jabalón en Almagro; Bajo Jabalón en Ciudad Real; la Historia se encuentra con el río Guadiana; las Tablas y su entorno en Daimiel; y las Tablas y su entorno en Villarubia de los Ojos.
En el campo del ennoturismo, “Caminos del Vino”, la marca que identifica a la Ruta del Vino de La Mancha, ha presentado en FITUR los nuevos productos que pasan a formar parte de su oferta.
También cabría mencionar la presentacion del Carnaval de Herencia, declarado de Interés Turístico Regional, el carnaval manchego con más solera, o la presentación de la histórica y singular Semana Santa de Interés Turístico Regional de la “Tierra de Gigantes” por parte de Campo de Criptana. La localidad de Daimiel, por su parte, aprovecha la feria para presentar su nueva guía turística.
Por último, entre las iniciativas que podrán contemplar quienes se acerquen al stand de Turismo de Castilla-La Mancha será la edición de un Manual de calidad, avalado por Rusticae, que pretende servir como guía a aquellos propietarios que quieran iniciar o continuar sus iniciativas basadas en la excelencia turística, y de un Manual de ventas que permita acceder a la información y los recursos turísticos de la región.

El 2 de febrero es el Día Mundial de los Humedales y en él se conmemora la fecha en la que se firmó el Convenio Internacional sobre Zonas Húmedas en la ciudad iraní de Ramsar, en el año 1971. Donde un grupo de países pioneros firmaba un Tratado Internacional, la Convención sobre los Humedales, con el fin de promover la conservación y el uso sostenible de estos ambientes. Con él se creó una lista de las zonas húmedas de importancia internacional compuesta, en la actualidad, por 1.011 humedales de 117 países.

El Estado español se adhirió al Convenio en 1982, y hasta la actualidad (enero 2009) ha incorporado a la Lista de Humedales de Importancia Internacional 63 zonas húmedas con una superficie de 281.768 hectáreas entre las que destacan parques nacionales como Doñana y Tablas de Daimiel y lagunas como Villafáfila, y Gallocanta.

En la Mancha el número de estas zonas húmedas presentes en la región alcanza, al menos, la cifra de 450, entre naturales y artificiales.

Casi la mitad de las zonas húmedas se encuentran gravemente alteradas. Especialmente afectados se encuentran los humedales costeros, ya que buena parte de ellos fueron en su día ocupados en las ampliaciones de poblaciones, por infraestructuras turísticas y carreteras. Pero también los humedales interiores están muy alterados, principalmente por los cultivos, ya que una cuarta parte de los humedales están rodeados de cultivos y un 20% de ellos se encuentran cultivados parcial o totalmente. Otra grave amenaza es la mala regulación hídrica, ya que casi un 10% de los humedales dependen de acuíferos sobreexplotados.

Las Tablas de Daimiel, posiblemente la zona húmeda más importante del Estado español junto con las Marismas de Doñana, y también declaradas Parque Nacional, es un claro ejemplo de las graves amenazas que tienen la mayoría de los humedales. La sobreexplotación del acuífero 23 por la agricultura, agravada por los proyectos de extender los regadios, la contaminación por aguas residuales, o la canalización del río Cigüela marcan el negro destino de esta importante zona húmeda.

Con motivo del Día Mundial de los Humedales que se celebra el próximo día 2 de Febrero, la asociación ANEA de Villarrubia de los Ojos, con la colaboración del Movimiento por Las Tablas y el Guadiana (MXTG), ha organizado una serie de actividades con la intención de divulgar el importante patrimonio natural y cultural de los humedales de La Mancha Húmeda y la situación de grave deterioro por la que pasan.

De todos es sabida , me refiero a nivel nacional, la precaria situación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. En la actualidad tan sólo hay encharcadas unas 20 hectáreas de las más de 1000 que deberían estar. Y lo hacen gracias a los motores. Hace poco las asociaciones ecologistas apostaron por descatalogar el parque, argumentando que no hay nada que conservar.
Menos conocido a nivel nacional, pero muy presente a nivel comarcal, es la mala situación del Acuífero 23, auténtico mar subterráneo que se extiende (o casi debería decir que se extendía) a lo largo de todo el subsuelo de la mancha occidental.
Sin embargo, a pesar de esta situación, apenas nadie se mueve. Es cierto que hay decenas de buenas intenciones que quedan sólo en palabras. Esperemos que esta mesa redonda sirva para llegar más allá de estas intenciones y los regantes y ecologistas puedan ponerse de acuerdo para exigir a la administración soluciones efectivas para la cuenca del Alto Guadiana.
“Los 50 mayores propietarios de tierras en el entorno de Las Tablas viven en la Castellana”

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr