La Mancha

www.castillalamancha.com
El director general de la Presidencia de Castilla-La Mancha, Luis Miguel Maza, ha participado en los actos conmemorativos del 50 Aniversario del Centro Cultural Manchego de Barakaldo. Este centro manchego, fundado en 1959 y que cuenta con 185 socios, desarrolla a lo largo del año una serie de actividades de tipo cultural con el objetivo mantener y divulgar nuestra cultura regional.
Los actos, celebrados este fin de semana, consistieron en la celebración de una misa, en la capilla del Colegio de la Inmaculada, en honor a su patrón, San Isidro Labrador. Posteriormente, tuvo lugar una exhibición de txistularis y dantzaris de Barakaldo y de jotas manchegas a cargo del grupo de folklore Aires de Ronda, de Carpio de Tajo (Toledo).
Después, en la sede del Centro cultural manchego, tuvo lugar el acto institucional de homenaje a los socios fundadores, la mayoría nacidos en Moral de Calatrava (Ciudad Real). Junto a Maza asistieron el alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, y el alcalde de Moral, José María Molina, entre otras autoridades.
El presidente de la Casa, José Antonio Torrubia, tuvo palabras de agradecimiento tanto para el Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por José María Barreda, por su apoyo y colaboración.
Por su parte, y en nombre del presidente Barreda, Maza felicitó a los socios y les entregó una placa como reconocimiento a la labor que desempeñan para mantener vivo el espíritu de Castilla-La Mancha en esta tierra vasca.

Movimiento por Las Tablas y el Guadiana valora de manera muy positiva la charla mantenida con ciudadanos de Villarrubia de los Ojos sobre el trabajo que este colectivo ciudadano viene realizando y, en concreto, sobre el Pacto Político propuesto a los diferentes partidos con representación en el Ayuntamiento de Daimiel.

A la charla, celebrada el sábado dentro de las Jornadas organizadas por ANEA con motivo del Día Mundial de los Humedales, acudieron miembros de la corporación municipal de Villarrubia de los Ojos, tanto del PP como del PSOE, que se mostraron receptivos y muy interesados por la experiencia contada por miembros de MXTG a todos los asistentes.

En la posterior Mesa Redonda, donde se intercambiaron impresiones sobre estos temas, se llegó a la conclusión de que es necesario iniciar un proceso similar al de Daimiel que desemboque en un pacto entre los dos partidos representados en el Ayuntamiento de Villarrubia, con la participación de los ciudadanos y en donde se haga especial hincapié sobre la importancia de mejorar la depuración de aguas residuales de Villarrubia de los Ojos y acometer otras medidas encaminadas a evitar una posible contaminación del Parque Nacional de Las Tablas por la entrada de agua en malas condiciones a través del río Gigüela.

Otra de las conclusiones a las que se llegó fue la necesidad de iniciar proyectos conjuntos entre los ayuntamientos de Villarrubia de los Ojos y de Daimiel que persigan como objetivo recuperar y proteger el Patrimonio Natural y Cultural de sitios tan emblemáticos para ambos pueblos como los Ojos del Guadiana.

Fuente: http://movimientoporlastablasdedaimiel.blogspot.com/

Aunque algo resentida debido a la crisis, arranca de nuevo la feria de turismo FITUR, referente mundial para los profesionales del sector. Menos espacio, menos empresas (un 10% menos) pero todavía con una oferta lo suficientemente amplia como para que sea imposible disfrutar (o degustar, en el sentido más amplio y también en el más literal) de todas sus esencias en un solo día.

La feria se celebra entre el 28 de enero y el 1 de febrero en el IFEMA, como es habitual, y ocupa también doce pabellones del recinto ferial. Los primeros días están dirigidos a las autoridades y profesionales del sector y el fin de semana se abrirán las puertas al público en general. En total, el salón contará con la presencia de poco más de 11000 compañías, procedentes de 170 países con 700 expositores directos, donde más del 50% de la oferta será internacional, y todas las comunidades autónomas estarán presentes.

El stand de la Comunidad de Castilla-La Mancha está situado en el pabellón 7 y tiene este año una extensión de unos 2800 metros cuadrados. Está concebido como un stand abierto con un predominio del color blanco y grandes imágenes de paisajes de Castilla-La Mancha. Detalles en el suelo y en a iluminación dan la nota de color de la marca turística. Destaca una gran pantalla de 60 metros de largo por dos de ancho que exhibe los principales recursos turísticos de la región.
Cada una de las cinco provincias tiene habilitado un espacio propio de cerc
a de 300 metros cuadrados y, como es habitual en las últimas ediciones, cada uno de los cinco días de la feria estará dedicado a cada una de ella: primero Albacete, luego Toledo, Ciudad Real, Guadalajara y por último Cuenca. En el espacio están representados los 919 municipios de nuestra región, agrupados en mancomunidades, comarcas o en el espacio de la diputación correspondiente. Se estima que habrá cerca de un centenar de presentaciones destinadas a promocionar nuestra región.
Con motivo de la inauguración, la consejera de Cultura y Turismo, Soledad Herrero, ha destacado los rercusos extraordinarios y los establecimientos de gran calidad con los que cuenta Castilla-La Mancha. Disponemos de un importante patrimonio natural, histórico y cultural que hay que promocionar y en en esta edición se va a incidir especialmente en la promoción del turismo r
ural y activo, el de salud, el ennológico, el de congresos, el de naturaleza, además de promocionar la candidatura de Cuenca como Capital Europea de la Cultura en 2016.
Entre las novedades más importantes que se presentan en esta edición está la “Ruta por la Sierra del Segura”, presentada por el cineasta José Luis Cuerda, que rinde tributo al ilustre albaceteño y
engloba a los tres municipios donde se rodó ‘Amanece, que no es poco’, película que acaba de cumplir 20 años.
Otra de las novedades reseñables es la Guía de 25 escapadas para viajar con niños por la Comunidad, una propuesta en la que los más pequeños se convierten en los protagonistas de las escapadas de fin de semana y que tienen como escenario de cuento los parajes, los yacimientos y los pueblos de la región.
Algunos ejemplos de estas escapadas son “El bosque encantado”, donde se visita el Parque Nacional de Cabañeros; “Me pido el Quijote”, para que los pequeños disfruten con la visita a los molinos de Campo de Criptana; “En busca del tesoro”, para conocer las Minas de Almadén y el Museo de la Minería; “¡Al abordaje!”, en las Lagunas de Ruidera; y la propuesta “Entre hadas”, para poder jugar al teatro en el Corral de Comedias de Almagro.
La Mancomunidad Tierra de Caballeros y Tablas de Daimiel, que presenta las “Rutas por el Guadiana y sus afluentes”, con la que pretende difundir los valores etnográficos del Guadiana y dar una visión de conjunto del patrimonio asociado al agua. Consta de siete rutas: Alto Jabalón en Infantes; Alto Jabalón en Valdepeñas; Bajo Jabalón en Almagro; Bajo Jabalón en Ciudad Real; la Historia se encuentra con el río Guadiana; las Tablas y su entorno en Daimiel; y las Tablas y su entorno en Villarubia de los Ojos.
En el campo del ennoturismo, “Caminos del Vino”, la marca que identifica a la Ruta del Vino de La Mancha, ha presentado en FITUR los nuevos productos que pasan a formar parte de su oferta.
También cabría mencionar la presentacion del Carnaval de Herencia, declarado de Interés Turístico Regional, el carnaval manchego con más solera, o la presentación de la histórica y singular Semana Santa de Interés Turístico Regional de la “Tierra de Gigantes” por parte de Campo de Criptana. La localidad de Daimiel, por su parte, aprovecha la feria para presentar su nueva guía turística.
Por último, entre las iniciativas que podrán contemplar quienes se acerquen al stand de Turismo de Castilla-La Mancha será la edición de un Manual de calidad, avalado por Rusticae, que pretende servir como guía a aquellos propietarios que quieran iniciar o continuar sus iniciativas basadas en la excelencia turística, y de un Manual de ventas que permita acceder a la información y los recursos turísticos de la región.

En más de una ocasión he tenido que explicar la diferencia que hay entre las denominaciones de la Mancha y de Castilla-La Mancha, pues es muy corriente la confusión entre ambos términos. Y por mucho que me lo discutas, amigo Salva, estos dos términos no se refieren a la misma realidad. La Mancha es tan sólo una parte, aunque muy importante, de Castilla-La Mancha. A su vez, Castilla-La Mancha tiene otras comarcas y provincias no manchegas.

Castilla-La Mancha es una realidad política y administrativa reciente. Se constituyó en 1978 como ente preautonómico y en 1982 fue aprobado su estatuto de autonomía. Está integrada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara, que hasta entonces formaba parte de la región histórica de Castilla la Nueva, y por la de Albacete, que se incluía en la región murciana.

La Mancha, sin embargo, es una región natural e histórica de la submeseta sur que comprende partes de Ciudad Real, Albacete, Cuenca y Toledo. Se trata de la llanura más extensa de toda la Península Ibérica. Aunque actualmente no tiene ningún valor administrativo, sí existió, en el siglo XVIII, una Provincia de La Mancha, pero en 1833 se dividió su territorio entre las cuatro provincias que conocemos hoy en día.

Es cierto que en muchas ocasiones se usan indistintamente los términos, especialmente sus gentilicios. Es muy usado, sobre todo, el término manchego por el de castellanomanchego. Pero seguramente es debido a un factor de la economía del lenguaje. También depende de la zona donde viva el hablante. Los habitantes de la región histórica tienden más a confundir los términos. Lo mismo sucede con los foráneos. Sin embargo, no creo que la gente de la serranía conquense o de la Alcarria, por ejemplo, se consideren a sí mismos manchegos, y sí castellanomanchegos.

En este blog yo me voy a referir a la realidad manchega, ya que es la que yo conozco y en la que estoy inmerso. Sin embargo, dado que la Mancha está inserta dentro de Castilla-La Mancha, en muchas ocasiones se hará referencia a la comunidad. Eso sí, sin confundir los términos.

En este blog traspasamos el ámbito de la Mancha. A finales del XVI y principios del XVII, la tierra de don Quijote era el Reino de Toledo, una parte de la Corona de Castilla, específicamente de Castilla la Nueva. Aunque no tenía dimensión institucional, ni realidad jurídica, el Reino de Toledo aparecía en los mapas y en los títulos de los reyes, y se extendía por lo que hoy son las provincias de Toledo y Ciudad Real, la Mancha albaceteña y conquense y parte de Madrid y Guadalajara. Es por eso por lo que nos vamos a dar la licencia, si es menester, de escribir sobre asuntos que transciendan las fronteras manchegas.
Archivo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr